La fusión entre una procesión andaluza y una rave en el polígono de Vallecas

«Y ahora que soy apátrida, no me duele verte marchar. Sobre una tumba íbera la madre lince nacerá. No pueden poner puertas al mar».

Versos de «Apátridas» de Alan Neil.

El cantante, productor y compositor ALAN NEIL se crió en el cante jondo de las peñas flamencas del cinturón obrero de Madriz. Aquel Pueblo de Vallecas de los 90 también estaba influenciado por la ruta del bakalao, cuyos hermanxs quemaban las cintas de tanto escucharlas.

Con toda esa experiencia de beats y sintetizadores a la espalda, Alan Neil ha dejado la puerta abierta a sus orígenes y las ha reinterpretado a través de las influencias que ha recibido en su infancia y adolescencia.

De esta fusión efervescente emerge un trabajo con perspectiva queer, de gran carga emocional y de experimentación elaborada titulado ‘EL DESARRAIGO’: una coctelera con sabor a pop, a techno, a nuestras folclóricas, a Madriz, a la ruta del bakalao y a patios andaluces…